Post 1

Post 1
Musical de las creadoras de The L Word

Post 2

Post 2
Lecturas recomendadas

LADY GAGA. BORN THIS WAY (2011)

Ya está aquí. Después de (muchos) meses de espera y del mayor autobombo que se recuerda en la historia del pop, Lady Gaga publica hoy su esperadísimo nuevo álbum. En palabras de la diva, este disco es el mejor álbum pop de la historia. En palabras de un servidor, Gaga debería medir un poquito sus palabras.

La nueva diva del pop se ha ocupado de avisarnos de lo grandioso que es su nuevo álbum, de lo maravillosas que son las canciones, de lo curradas que están las letras y de que el álbum rebosa homosexualidad por todas parte No voy a negar que le ha quedado un buen disco, pero la sombra de Madonna es alargada y el pop de los 90 fue suyo y sólo suyo. La aspirante a reina del pop (sintiéndolo mucho) sigue siendo eso: una aspirante.


Esto es una crítica de Born this way tema a tema entendiéndolo como un todo:
1. Marry the night abre el disco con una premisa clara: los años noventa están de moda. Con una base muy bailable, el estribillo engancha y da paso a las voces distorsionadas que tanto parecen gustarle a Gaga en sus últimos temas. Con un ligero toque Faith Hill (diva country de los 90, para los más jóvenes…) el disco abre de una manera muy digna.

2. Born this way da título al álbum y ha sido quizás la canción más publicitada de la historia meses antes incluso de su publicación. Gaga dijo que sería la mejor canción de la historia, además de la más gay. Bueno, gay es bastante (este propósito queda demasiado obvio); la mejor…. Pues para gustos colores. Lo que nadie puede negar es que decepcionó un poco y que el friki-videoclip (parto incluido) nos dejó a todos con un sabor agridulce.

3. Government Hooker, o lo que es lo mismo “Puta Gubernamental” nos deja un poco traspuestos. Abre con una especie de opereta (Mónica Naranjo ya lo intentó en su día, no digo nada más) y sigue con una base trance marca de la casa. El estribillo pierde fuerza por repetitivo y simple, y el rollo “soy una puta” no termina de convencer.

4. Judas : segundo single, promocionado también hasta límites insospechados. Algunos dicen que empeora las cosas, otros que las mejora…. Lo cierto es que el tema no está mal (aunque recuerde demasiado a Bad Romance). Sin embargo, Madonna sólo hay una, Jesús ya apareció en Like a Prayer y el tema bíblico no termina de ponerse de moda. Eso sí, el videoclip, aunque inconexo, bastante aceptable.

5. Americano. Gaga se pone flamenca, y al igual que le pasara a Madonna, confunde España con México. Vuelta a hablar de Jesús, esta vez cantado varios versos en español (sin comentarios). Bajón.

6. Hair. Sí, ya sabemos que a Gaga le encantan los 90 y este es uno de los ejemplos más claros. Oda al “sé lo que quieras ser” (lo siento, el Free de Ultranaté es inalcanzable.) que pretende convertirse en un himno de adolescentes inadaptados. De tan noventera, la canción podría aparecer en un episodio de Salvados por la Campana, pero no disgusta.

7. Scheibe. Ehh… ¿Perdona? Himno feminista con la mitad de la canción cantada en alemán. Descolocado me he quedado con esta melodía que bien podría representar a Alemania el año que viene en el Festival de Eurovisión (si Azerbaijan nos lo permite….). Guiño lésbico en versión germana.

8. Bloody Mary. Una cosa está clara, Lady Gaga ha ido mucho a catequesis estos últimos meses y ha descubierto que ella mismita es la reencarnación de María Magdalena. Puta y santa (Amiga, compañera y confesora del Mesías). Así se ve Gaga, apedreada por sus pecados a manos de pecadores. En fin, que la canción no está mal, para qué engañarnos. El que esté libre de pecado…. Pues eso.

9. Black Jesus – Amen Fashion. Ok, Gaga, vale que Madonna lo haya hecho ya (casi) todo, ¿pero de verdad te atreves a usar a un Cristo negro? La metáfora estuvo muy bien para provocar hace 25 años y Madonna se llevó la gloria. En el 2011, ya no hay nada que recoger. Gran error, Lady, gran error.

10. Bad Kids. Después de un pequeño bajón, la super diva remonta con este temazo dedicado a las ovejas negras que toda familia posee. Buen mensaje (y casi el único del disco): no te preocupes si no encajas en la sociedad, eres precios@ tal como eres
(Pink y Christina Aguilera también se apuntaron a esta “moda”). Todo mejora en la vida (y en el disco también). Esta sí.

11. Fashion of his love. Seguimos en ascenso y el disco está ya más que interesante. Canción de amor al más puro estilo de los 90’s (que Dios me perdone, pero a mí me recuerda al I wanna dance with somebody de Whitney Houston cuando todavía no se drogaba). Buena base, recuerdo a Alexander McQueen, declaración de amor y en definitiva, un temazo.

12. Highway Unicorn (road to love). Y continuamos con un super “hitazo” para completar la mejor parte del disco. Se dice que podría ser la segunda parte de Poker Face (y podría ser, sí señor). Buena base electrónica (sí, también noventera), gran estribillo (pegadizo y bailable), bonito mensaje de amor y un regustillo muy sutil a Pet Shop Boys. Esta vez me quito el sombrero: bravo.

13. Heavy Metal Lover. Canción de relleno típica de las grandes divas. Después del subidón, nos corta un poco el rollo.

14. Electronic Chapel. Con un tufillo al Voyage Voyage (archiversionada, esta vez no hay excusa para no saber de lo que hablo), nos encontramos, por qué no, con lo que podría ser una canción de relleno que ha resultado ser casi un temazo.

15. The Queen. Empieza bien pero se desinfla al llegar al estribillo. Otro guiño al girl power (que nadie se olvide de que las Spice Girls reinaron en los 90) que no termina de convencer.

16. You and I. Sir Elton John es uno de los artistas más grandes de la historia. Gaga lo venera y será madrina de sus hijos. Este tema es conocido por muchos (sobre todo si, como un servidor, has visto a Gaga en concierto). Homenaje al grandísimo Elton John con un regustillo a otro de los grupos más grandes de la historia y que “casualmente” bautizan a la diva: Queen .

17. The Edge of Glory. Aquí termina todo y, como no podía ser de otra manera, la última canción del disco es otro himno más noventero que la propia década en cuestión. Base bailable, mensaje de amor y melodía pegadiza (no seré yo el que blasfeme, pero no soy el único al que esta canción le recuerda al Sin Miedo de Soraya… ). Un punto y final más que digno.

Dicho esto, podemos llegar a las siguientes conclusiones:
Born this way es un álbum más que digno pero no todo lo bueno que se nos dijo.
Que me perdonen algunos, pero Lady Gaga NO ES MADONNA y nunca lo será.
Gaga ha decidido que los 90 fueron una gran década (en eso muchos estamos de acuerdo), pero la sombra de Madonna planea sobre todos y cada uno de los homenajes a esa época.
Lo siento chicos, todo está inventado ya.


Termino diciendo que sí, que Born this way es un gran álbum, que nos hará bailar hasta la saciedad y podemos esperar un (excesivo) puñado de singles con sus respectivos videoclips. Gaga vuelve a lo más alto de la música pop a expensas de lo que las otras divas decidan hacer con sus nuevos trabajos. La enésima aspirante al trono del pop sigue en cabeza. De eso no hay duda.

Borja Novoa




2 comentarios:

Anónimo | 23 de mayo de 2011, 12:49 dijo...

A ver si me lo escucho, me ha picado la curiosidad

{ Peace-for-ever } | 23 de mayo de 2011, 18:49 dijo...

Puede que haya más de publicidad que de realidad.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo + leido

Visitas